Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 10:09

http://1.bp.blogspot.com/-D6LWvmI-yDo/T6_xu_CSCFI/AAAAAAAAAUg/eJZwmSho05o/s1600/20120513-160414.jpg

 

RODAJES 

 

Los rodajes se harán a mano, por caballería o mediante locomotoras eléctricas; teniendo maquinistas y encargados de rodaje a mano o con caballerías la obligación de comprobar vía libre antes de entrar en la vía general cuando vienen procedentes de las vías secundarias. Los obreros que tengan que ocuparse del arrastre de los vagones tenían obligación de atender escrupulosamente las indicaciones de capataces y vigilantes referidas a la dirección a seguir para evitar cualquier accidente.

 

Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras...
VII Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras. La Sociedad Francesa de Piritas de Huelva y su Reglamento de Régimen Interior.
María del Carmen Calderón Berrocal.
Una Apuesta por el Desarrollo Local Sostenible.
Emilio Romero Macías (Cord.) 2010 © Servicio de Publicaciones Universidad de Huelva © Emilio Romero Macías (Cord.) I.S.B.N. 978-84-92944-22-4 Depósito legal H 265-2010

 

 

Repost 0
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 10:04

 

http://minasdeperrunal.webcindario.com/mapas/calle%20perrunal.JPG

 

 

SANEADORES

 

La dirección de la Empresa, cuando lo estime necesario, y con el objetivo de atender a los peligros de desprendimientos, especialmente después de una pega de barrenos, podrá organizar equipos de saneadores, al frente de los cuales estará un responsable.

 

Los saneadores deberán recorrer los tajos donde se hayan disparado barrenos y harán saneo preliminar para obtener la mayor garantía de seguridad posible. Harán recorrido minucioso de toda la mina, particularmente de los tajos en los que los productores hayan indicado la probabilidad de producirse desprendimientos de rocas por venteo del mineral u otras causas similares.

 

El capataz o el vigilante deberán supervisar directamente el saneo cuando éste requiera de especial cuidado; y el saneador responsable del equipo tendrá siempre autoridad suficiente para impedir el acceso a un trabajo hasta que el capataz o el jefe de servicio no lo autoricen.

 

 

 

 

 

Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras...
VII Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras. La Sociedad Francesa de Piritas de Huelva y su Reglamento de Régimen Interior.
María del Carmen Calderón Berrocal.
Una Apuesta por el Desarrollo Local Sostenible.
Emilio Romero Macías (Cord.) 2010 © Servicio de Publicaciones Universidad de Huelva © Emilio Romero Macías (Cord.) I.S.B.N. 978-84-92944-22-4 Depósito legal H 265-2010

Repost 0
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 10:01

 

 

 

 

 

http://2.bp.blogspot.com/-mTv6YZVgdp8/T6_xybAOOCI/AAAAAAAAAU4/gm-Q7mb__Ac/s1600/DSCF0003.JPG

 

 

 

EXPLOSIVOS

El Reglamento de Régimen Interno de la SFPH arbitra todo un corpus para prevenir la seguridad en el trabajo, en cuanto a transporte de explosivos desde la estación de recepción al polvorín general de la mina deberá hacerse con todas las precauciones requeridas por la delicadeza del servicio y cumpliendo con las prescripciones del Reglamento de Armas y Explosivos y las complementarias de 27 de Diciembre de 1944, cuidando que no estén nunca en contacto la dinamita y las cápsulas detonadoras. Todos los polvorines cumplirán con las condiciones exigidas por el Reglamento de Policía Minera y queda prohibido la salida de más cantidad de explosivos que la necesaria para las faenas del día desde el polvorín general hacia los polvorines interiores.

La preparación en el interior de las cargas-cebos sería realizada por el personal especializado habilitando un lugar apropiado separadamente del polvorín. La cantidad de explosivos a emplear debería ser anotada por el capataz y los vigilantes de los diversos trabajos, para que los encargados de los polvorines pudiesen tener seguridad de la cantidad de explosivos que necesitan y peticiones de los pegadores; quienes deberían firmar vale de retirada, que debería contar con el visto bueno del vigilante o el capataz, cuyo visto bueno debería figurar en el documento.

 

La posesión de explosivos injustificada sería causa de expulsión sin perjuicio de que la Empresa pudiese ponerlo en conocimiento de las autoridades. Y se hacía responsables de las faltas que pudiesen cometerse a los capataces, capataces-encargados, guardas jurados y encargados de los polvorines.

 

La SFPH establece medidas preventivas con respecto al uso de explosivos como el establecimiento de la longitud de la mecha que debía llevar cada barreno, la cual se establecía en cada trabajo dependiendo de las condiciones del mismo, pero nunca debía ser inferior a un metro, a contar desde la parte anterior del primer cartucho, ni menor de 30 cm., contando desde la parte exterior del barreno. Igualmente se prohíbe el empleo de cartuchos helados o exudados, porque la dinamita helada difícilmente explota con las cápsulas detonadoras, pero puede hacerlo si sufre frotamiento al ser introducida en los barrenos; y el atado de los barrenos debería hacerse exclusivamente con atacadores de madera.

 

A ser posible, la pega de barrenos se verificaría a la hora fija y preferiblemente a fin del relevo; y cuando sea necesario disparar en algún trabajo, deberá hacerse previo aviso a los trabajadores próximos, ordenando la inmediata salida de su lugar de trabajo a los obreros que estén en las proximidades del lugar señalado, debiendo permanecer en sitio seguro. Antes y durante el disparo se vigilarán todas las entradas que tenga el trabajo para impedir que nadie acceda al lugar hasta la explosión del último barreno; para ello deberían contarse el número de detonaciones y saber que éstas efectivamente corresponden al número de barrenos previstos disparar. Según el Reglamento de Régimen Interno de la SFPH, “el vigilante o pegador dará las voces acostumbradas, de forma que se oigan claramente en el momento de dar fuego”. Y queda terminantemente prohibido, en toda labor en la que se haya producido un fallo, entrar hasta media hora después de la pega. Cuando algún barreno resulte fallido, el vigilante de turno lo consignará en un libro indicando número y lugar de las faltas para conocimiento del jefe de la mina y del vigilante del relevo siguiente; y éste último deberá firmar el enterado. La SFPH prohíbe también aprovechar el fondo de un barreno fallido para abrir otro y no se podrá perforar un nuevo barreno a menos de 25 cm. de distancia en un fondo de barreno o de un barreno que haya dado bocazo.

 

 

 

 

Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras...
VII Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras. La Sociedad Francesa de Piritas de Huelva y su Reglamento de Régimen Interior.
María del Carmen Calderón Berrocal.
Una Apuesta por el Desarrollo Local Sostenible.
Emilio Romero Macías (Cord.) 2010 © Servicio de Publicaciones Universidad de Huelva © Emilio Romero Macías (Cord.) I.S.B.N. 978-84-92944-22-4 Depósito legal H 265-2010

Repost 0
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 09:56

 

http://lh6.ggpht.com/Malacatefotos/R_e2IoXko-I/AAAAAAAATNo/V1sB9PSczgM/s0/EROM-28g.jpg

 

 

 

 

JORNADA DE TRABAJO, OBLIGACIONES DEL PERSONAL Y LABORES MINERAS

 

La sociedad Francesa de Piritas de Huelva se acomodaba a los preceptos del D. 10 de Junio de 1931, la Ley 9 de septiembre y la Reglamentación del Trabajo de 12 de Abril de 1945, pudiendo la Empresa utilizar horas extraordinarias según lo legislado.

 

Las herramientas y útiles de trabajo eran propiedad de la Empresa, aunque en casos especiales los operarios pudiesen utilizar herramientas propias, siempre previo conocimiento de los jefes de servicio [1].

 

Los productores quedaban obligados a realizar, de buena fe, el esfuerzo necesario para obtener el rendimiento normal en la jornada o en la tarea. Quedaba comprometido a obedecer a los superiores en todo lo referente a trabajo, sin perjuicio de que pudieran hacerles, con respeto, las observaciones que considerasen necesarias; cumpliendo en cualquier caso las órdenes dadas por éstos. Asistirían diariamente al trabajo si no mediase causa justificada que lo impidiese, en condiciones de aptitud física e intelectual, no pudiendo ser admitido al trabajo enfermo o en estado de embriaguez. Y deberían asistir a los turnos de trabajo, de acuerdo con las necesidades de la Empresa, aprobados por la Delegación de Trabajo y fijados por la Dirección.

 

Asimismo quedaba comprometido a conservar en perfecto estado tanto materiales, como instalaciones y herramientas, debiendo poner en conocimiento de los jefes los desperfectos de los mismos, especialmente cuando pudiesen causar peligro para personas o material. Para organización del trabajo y evitación de accidentes y respeto de la Seguridad en el Trabajo, deberían cumplir estrictamente las disposiciones que se establecían en el Reglamento de Régimen Interno de la Entidad así como las prevenciones adoptadas por los jefes. Debiendo observar con rigor las normas y órdenes sobre circulación en el interior de las minas, acceso a otros departamentos, etc., así como las prescripciones higiénicas y de seguridad establecidas en la legislación y las adoptadas por los jefes de la Empresa.

 

Usualmente se valora la prevención en función de los problemas que provocan las condiciones de trabajo. Si los problemas pasan casi desapercibidos, no se despierta la sensibilidad y difícilmente se emprenden acciones para mejorar las condiciones. El sector de la minería, debido a su peligrosidad, es pionero en Prevención y desde muy antiguo podemos encontrar disposiciones preventivas, como estamos viendo el caso de la Sociedad Francesa de Piritas de Helva.
 
En la SFPH la organización del trabajo quedaba en manos de directores, jefes de servicio y capataces, los productores deberían ajustarse fielmente al cumplimiento de las órdenes de éstos siendo que las mismas se ajustasen a lo prescrito en el Reglamento de Policía Minera, el Reglamento de Seguridad e Higiene del Trabajo y la Reglamentación de Trabajo en las Minas de Piritas.

 

Entre la documentación podremos ver cómo la Sociedad Francesa de Piritas de Huelva articulaba medidas de seguridad al respecto tales como la prohibición al personal de bajar o subir más que por las jaulas indicadas por el director o jefe de servicio y en las horas por ellos establecidas. Los encargados de los enganches eran los responsables del cumplimiento de esta orden y debían tener conocimiento del número de obreros permitidos en cada viaje, sin que autorizasen la entrada a un número de personas mayor a lo indicado por la dirección o el jefe de servicio. Las jaulas por las que circula el personal deberían estar provistas de ganchos paracaídas. En caso de que los pozos tuviesen compartimentos para escala, se podrá circular libremente por ellos, pero no será así caso de recibir órdenes contrarias de los responsables de la mina.

 

Con respecto a los cuadros de señales para circulación del personal y para maniobras en los pozos, deberán colocarse de forma visible en la sala de máquinas, en la boca de los pozos y en cada uno de los enganches. Diariamente y antes de la entrada del primer relevo, se examinaran rigurosamente los cables, enganches, jaulas, receptores de señales, etc. Se establece hacer una prueba semanal de los frenos de las máquinas de extracción y de los paracaídas de las jaulas, y los resultados de estas inspecciones quedarán registrados en “una libreta especial”, según recomienda el Reglamento de Régimen Interno de la SFPH; y cuando los resultados de la inspección no sean óptimos, se prohibirá la circulación por los pozos hasta que el jefe de servicio resuelva convenientemente.

 

En los pozos en que sea necesario circular por cubas, el personal irá provisto de un fiador para ser atado al cable y este cable ha de examinarse todos los días y se comprobará la firmeza del torno o winche.

 

El enganchador de la superficie no transmitirá señales al maquinista sin tener completa seguridad de su exactitud y en caso de duda esperará a que la señal se repita. Y tanto en el interior como en la superficie, los enganchadores cuidarán de tener cerradas las puertas de acceso a los pozos cuando las jaulas no estén en los enganches. El acceso a los pozos que no se trabajen deberá estar cerrado siempre por puertas, cadenas, tablas o cualquier otro medio que evite el peligro; quedando radicalmente prohibido que personas ajenas al servicio se acerquen.

 

Se establece el Lunes como día de visita de las labores, y en general, después de cualquier día festivo, antes de la entrada del primer relevo, todas las labores en actividad y las galerías y pozos de acceso se visitarán y reconocerán minuciosamente por los vigilantes a quienes correspondan; debiendo avisar, en caso de desperfecto, a los capataces del relevo entrante quienes deberán prohibir, de ser necesario, el acceso. El resultado de estas visitas se consignará también en “una libreta especial”, son los denominados Libros de Visitas.

 

El Reglamento se modifica en 1949 con la adición, aprobada en 1950 por la Delegación Provincial de Trabajo, entre otros puntos, de la disposición que atañe a la comida del personal, según la cual el personal obrero, tanto del interior como del exterior de la mina, tendría una parada de treinta minutos.

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras...
VII Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras. La Sociedad Francesa de Piritas de Huelva y su Reglamento de Régimen Interior.
María del Carmen Calderón Berrocal.
Una Apuesta por el Desarrollo Local Sostenible.
Emilio Romero Macías (Cord.) 2010 © Servicio de Publicaciones Universidad de Huelva © Emilio Romero Macías (Cord.) I.S.B.N. 978-84-92944-22-4 Depósito legal H 265-2010

Repost 0
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 09:52

VIAJES Y DIETAS 

 

El devengo de dietas excluía toda indemnización por salida y se consideraba como indemnizaciones de gastos no computándose a efectos de Previsión Social ni de vacaciones pagadas. 

 

Cuando por necesidades y orden de la Empresa el trabajador hubiese de viajar y pernoctar fuera de su domicilio disfrutaría, siendo obrero, en capital 12 pesetas diarias; y en aldeas, 9 ptas. Diarias; si fuese en dependencias de la Empresa, 6 ptas. diarias.  

 

Siendo empleado con sueldo inferior a 500 pesetas mensuales percibiría en capital 15 ptas. diarias; en aldeas, 12 ptas. diarias y en dependencias de la Empresa 9 ptas. diarias. 

 

Los trabajadores con más de 500 pesetas de sueldo mensuales percibirían en capital 20 ptas. diarias, 17 en aldeas y 14 en dependencias de la Empresa. 

 

 

 

 

Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras...
VII Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras. La Sociedad Francesa de Piritas de Huelva y su Reglamento de Régimen Interior.
María del Carmen Calderón Berrocal.
Una Apuesta por el Desarrollo Local Sostenible.
Emilio Romero Macías (Cord.) 2010 © Servicio de Publicaciones Universidad de Huelva © Emilio Romero Macías (Cord.) I.S.B.N. 978-84-92944-22-4 Depósito legal H 265-2010
 

Repost 0
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 09:47

 

http://1.bp.blogspot.com/_z5euc38-QJU/TPqK9O4c-XI/AAAAAAAAA48/Mnz6lrfwgsY/s1600/Fig.6.jpg

 

 

 

GRATIFICACIONES ESPECIALES

Todo el personal tendría derecho a una gratificación por Navidad equivalente, por lo menos, a diez días de retribución, entendiéndose como retribución los sueldos o jornales mínimos instituidos, incrementados con los aumentos que por años de servicio correspondan.


Quienes cesasen de forma voluntaria o fuesen despedidos por faltas muy graves perderían el derecho a esta gratificación, que se establecía a pagar el día 23 de Diciembre. Quedaba establecida como gratificación extraordinaria a favor del personal la paga del 18 de Julio, cuya cuantía y pago se atendría a lo dispuesto en la paga de Navidad, se haría efectiva el día hábil anterior al 18 de Julio.

 

El Reglamento de 1945 suprime el último párrafo del artículo 77 según el cual al personal que accediese a la Empresa entre ambas fechas, 18 de Julio y 23 de Diciembre, se le prorratearía su importe en relación con el tiempo trabajado, computándose la fracción de semana o mes como unidades completas.

 

 

 

Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras...
VII Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras. La Sociedad Francesa de Piritas de Huelva y su Reglamento de Régimen Interior.
María del Carmen Calderón Berrocal.
Una Apuesta por el Desarrollo Local Sostenible.
Emilio Romero Macías (Cord.) 2010 © Servicio de Publicaciones Universidad de Huelva © Emilio Romero Macías (Cord.) I.S.B.N. 978-84-92944-22-4 Depósito legal H 265-2010

 

Repost 0
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 09:42

 

http://4.bp.blogspot.com/_GKTKZg275Qg/SUakm_g0SQI/AAAAAAAADMc/jgY2nLNCiWw/s200/DSC_0092.jpg

 

RETRIBUCIONES


La remuneración del personal se establecería sobre la base de un salario fijo o sistema de retribuciones que incentivaran al personal en rendimientos y eficacia. Se contempla además un plus de cargas familiares que venía a regirse por lo que establecía la Reglamentación de 12 de Abril de 1945; y la fijación del sueldo se establecería según lo que la legislación establecía para la sección de piritas.

 

La remuneración del personal sería como mínimo la que la ley estableciese como mínima, fijándose su cuantía y detalle en sitio visible y permanente. También se establece un cuadro de precios que debería unirse al Reglamento que a cada trabajador le sería entregado; y sus modificaciones habrían de ser sometidas para su aprobación y visado a las autoridades competentes.

En cuanto a horas extraordinarias la SFPH se regiría por la Ley 9 de Septiembre de 1931 y el art. 51 del Reglamento Nacional para las Minas de Piritas, no considerándose como extraordinarias las horas empleadas para recuperar tiempo perdido por días festivos o por falta de fluido u otras causas de fuerza mayor.

 

En 1949 se añade una disposición más, el pago de salarios se haría por periodos mensuales antes del día 13 de cada mes. Dos veces a la semana, los miércoles y sábados, se abonarían anticipos sobre los salarios devengados hasta un importe del 90% de los mismos.

 

 

 

 

 

Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras...
VII Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras. La Sociedad Francesa de Piritas de Huelva y su Reglamento de Régimen Interior.
María del Carmen Calderón Berrocal.
Una Apuesta por el Desarrollo Local Sostenible.
Emilio Romero Macías (Cord.) 2010 © Servicio de Publicaciones Universidad de Huelva © Emilio Romero Macías (Cord.) I.S.B.N. 978-84-92944-22-4 Depósito legal H 265-2010

 

Repost 0
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 09:38

 

 

http://3.bp.blogspot.com/_aeD91hKXe-0/TI-gcOYRIdI/AAAAAAAAAkE/DaiNU-BEg_w/s1600/Alamacenes+y+cargadero.jpg

 

Almacenes y Cargadero

 

 

 

ENFERMEDADES, LICENCIAS Y EXCEDENCIAS

 

En el apartado de enfermedades, licencias y excedencias la Empresa se ajustaba a lo articulado en la Reglamentación de 12 de Abril de 1945. Se consideraban licencias especiales las que se vinculan con casos de enfermedad grave de la esposa, padres, hijos o hermanos cuyo domicilio estuviese a menos de 100 kms. de distancia, la licencia sería de cuatro días, tiempo que podría aumentarse de acuerdo entre Empresa y el trabajador.

 

Se considera también licencias especiales en los casos en que, por prescripción facultativa, el trabajador debiera ausentarse de su lugar de trabajo; también en los casos contemplados en el artículo 67 de la Ley de Contrato de Trabajo o cualquier otra disposición vigente; así como por causas de fuerza mayor.

 

La retribución o no por parte de la Empresa quedaba a su criterio salvo que lo establecido en la legislación determinase lo contrario; y siempre teniendo en cuenta el celo y asiduidad en el trabajo del beneficiario.

 

 

 

Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras...
VII Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras. La Sociedad Francesa de Piritas de Huelva y su Reglamento de Régimen Interior.
María del Carmen Calderón Berrocal.
Una Apuesta por el Desarrollo Local Sostenible.
Emilio Romero Macías (Cord.) 2010 © Servicio de Publicaciones Universidad de Huelva © Emilio Romero Macías (Cord.) I.S.B.N. 978-84-92944-22-4 Depósito legal H 265-2010

Repost 0
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 09:34

 

http://1.bp.blogspot.com/-3xW7hAL8shQ/ThXZI-yy38I/AAAAAAAAAu8/158evGwcIfM/s1600/Vista%2Bde%2Bla%2BCasa%2Bde%2Bm%25C3%25A1quinas%2By%2BCentral%2Bel%25C3%25A9ctrica.jpg

 

Vista de la Casa de Máquinas y Cnetral Eléctrica

 

 

 

VACACIONES

Todo el personal de la Empresa tenía derecho a disfrutar de siete días laborables de vacaciones, disfrutados ininterrumpidamente, si su contrato de trabajo había durado un año, debiendo extenderse para los menores de 21 años al periodo de tiempo que la legislación estableciese su deber de permanecer en los campamentos o cursillos del Frente de Juventudes o en los Albergues y Residencias de la Obra Sindical de Educación y Descanso. Las vacaciones serían disfrutadas dentro del año natural correspondiente, la fecha para el disfrute de las mismas se establecería por parte tanto de la Empresa como del obrero, de acuerdo con las necesidades de los talleres, sin que se permitiera sustituir las vacaciones por el abono de estos días en nómina.

 

Si el obrero dejase el trabajo por propia voluntad o por despido de la Empresa o por causas imputables al trabajador, éstos podían pedir la liquidación de su parte proporcional de vacaciones; y los obreros que interrumpiesen el trabajo para el cumplimiento de una obligación militar, podrían también pedir la parte proporcional de sus vacaciones en el momento de interrumpir el trabajo; también cabía la posibilidad de tener en cuenta el tiempo trabajado para sumarlo a su reingreso en la Empresa hasta completar el año efectivo de trabajo.

 

El personal administrativo y el no titulado tendría entre 20 y 25 días de vacaciones según llevase más o menos de cinco años al servicio de la Empresa.

 

El personal titulado disfrutaría como mínimo de 25 días en cualquiera que fuese su puesto y su servicio.

 

Los días de vacaciones eran abonables e ininterrumpidos, contando como abonables los domingos; y no recuperables las festividades comprendidas entre ellos. Las festividades recuperables estaban consideradas como días laborables a este efecto.

 

 

 

Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras...
VII Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras. La Sociedad Francesa de Piritas de Huelva y su Reglamento de Régimen Interior.
María del Carmen Calderón Berrocal.
Una Apuesta por el Desarrollo Local Sostenible.
Emilio Romero Macías (Cord.) 2010 © Servicio de Publicaciones Universidad de Huelva © Emilio Romero Macías (Cord.) I.S.B.N. 978-84-92944-22-4 Depósito legal H 265-2010

 

Repost 0
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 09:30

 

 

http://1.bp.blogspot.com/-4xVrZO9WiTk/TvyLLZ4BiqI/AAAAAAAABKo/nINeWAz5plY/s1600/044.%2BInterior%2BMina%2BPerrunal.jpg

 

Trabajos de perforación en Perrunal

 

 

INGRESO, PERIODO DE PRUEBAS Y ASCENSOS

En 1949 se hacen adiciones sobre el Reglamento de 1945 y sobre ingreso y quedan aprobadas en 1960 por la Delegación de Trabajo de Huelva, sobre periodo de pruebas y ascensos se determina que el personal técnico y administrativo ingresará a la Empresa mediante concurso – oposición. Para el personal técnico se formará un tribunal presidido por el Director Técnico de la Empresa o persona en quien delegue y dos vocales técnicos de la especialidad que corresponda a los puestos a cubrir; cuando se trate de administrativos, los dos vocales serán jefes administrativos designados previamente por la Dirección.

 

El programa al que se someterían los aspirantes sería redactado por estos tribunales con una antelación de dos meses a la convocatoria y lo darían a conocer a los mismos. Se atiende a los méritos y servicios que aleguen los concursantes “tanto de orden profesional para los técnicos, como de práctica y costumbre para los administrativos”, y a las referencias de otras entidades. El tribunal apreciará libremente estos méritos y a la vista de ellos y del examen hará la propuesta de admisión a la Dirección de la Empresa, que resolverá con respecto a los datos y demás elementos suministrados sin que contra esta resolución quepan recursos de ninguna especie.

 

Para la colocación de los obreros se tendrá especialmente en cuenta la Ley 10 de Febrero de 1943 y el Reglamento y disposiciones posteriores que se dieron para su aplicación. Siendo condición indispensable para ser admitido como obrero en las minas de la SFPH haber cumplido diez y seis años; como excepción y sólo para el caso de los trabajadores del exterior, podrán admitirse como pinches los menores de quince años que hubiesen cumplido catorce y acreditasen saber leer y escribir, mediante certificación expedida por el maestro de escuela y con el visto bueno de la autoridad local.

 

La admisión de menores y mujeres deberá ajustarse a lo que establecían el Texto Refundido del Libro II de la Ley de Contrato de Trabajo, presentando el permiso del padre o tutor y la certificación del Registro Civil que acredite su edad, debiendo quedar estos documentos en poder del encargado del personal.

 

Cuando el puesto vacante sea el de maestro minero se cubrirá libremente por la SFPH; y las del personal obrero serán cubierta atendiendo al artículo 21 Grupo 4º del Reglamento de Minas Metálicas de 12 de Abril de 1945.

 

Se determina que la forma de ascenso del personal del ferrocarril de Valdelamusa a Carpio sería previa prueba de aptitud, se nombrarían guardafrenos que durante el ejercicio de su función harían prácticas de fogoneros, pudiendo ser nombrados para esta función en caso de producirse vacante. Del mismo modo, los fogoneros harían prácticas de maquinistas y cuando estén aptos para desempeñar esta última función, se someterán a la prueba de la Jefatura de Minas del Distrito para obtener el certificado de aptitud de maquinista; desde este momento podrán cubrir vacante de esta especialidad.

 

La designación para el ascenso de guardafrenos a fogonero y el de fogonero a maquinista dependería de la dirección de la Empresa, previo informe del jefe inmediato del interesado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras...
VII Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras. La Sociedad Francesa de Piritas de Huelva y su Reglamento de Régimen Interior.
María del Carmen Calderón Berrocal.
Una Apuesta por el Desarrollo Local Sostenible.
Emilio Romero Macías (Cord.) 2010 © Servicio de Publicaciones Universidad de Huelva © Emilio Romero Macías (Cord.) I.S.B.N. 978-84-92944-22-4 Depósito legal H 265-2010

Repost 0