Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
6 agosto 2012 1 06 /08 /agosto /2012 19:47

 

 

El Cuaternario, periodo geológico actual que se inició hace unos dos millones y medio de años, ha sido climáticamente muy variable, con bruscos e importantes cambios ambientales, marcados por largas glaciaciones y periodos interglaciares relativamente cortos.

 

La última glaciación, Würm, en Europa comenzó hace 115.000 años y tuvo su fase más aguda hace unos 20.000 años, cuando todavía convivían neandertales y cromañones en Andalucía.

 

 

El nivel del mar estuvo 120 metros por debajo del actual, debido a la cantidad de agua congelada en latitudes bajas y cotas altas. Sólo 19.000 años atrás empezaron a ganar altura las superficies marinas, en un proceso de deshielo que duraría más de 8.000 años y que desembocaría en el actual interglacial Holoceno.

 

Las distintas glaciaciones han dejado su huella en el territorio andaluz. Existieron glaciares, corrientes de masas de hielo, con capacidad para moldear el terreno, arrastrar materiales y generar depósitos.

 

El desarrollo de glaciares en Sierra Nevada fue limitado y considerablemente menor que en otras sierra ibéricas, aun siendo de alturas menores. En momentos álgidos de la última glaciación, las nieves permanentes se establecieron por encima de entre 2.300 y 2.600 m,

según la orientación, y las lenguas de hielo o glaciares descendían aún más, con recorridos de entre 4 y 8 km, para finalizar a cotas entre 1.700 y 2.100 metros, salvo casos excepcionales como el del valle de Lanjarón en el que el glaciar llegaba a 1400 m. Actualmente sólo aparece hielo enterrado en lugares muy umbríos, como el Corral de Veleta.

 

Fenómenos periglaciares son más comunes en el conjunto de cordilleras béticas y en sus bordes, como determinadas manifestaciones kársticas y tipos determinados de depósitos. 

Compartir este post

Repost 0

Comentarios

Samoyedo 05/08/2017 09:18

Seguramente hubo osos en la Penibetica.....