Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
6 agosto 2012 1 06 /08 /agosto /2012 18:52

 

Las tres grandes unidades morfológicas que se suelen diferenciar en Andalucía (Sierra Morena, Depresión del Guadalquivir y Sierras Béticas) revelan con claridad las distintas etapas de su génesis y las profundas transformaciones que se produjeron en cada una de ellas.

 

En Sierra Morena están los materiales geológicos de mayor antigüedad, ya que emergió en el Paleozoico Superior como zona extrema, o costera, del macizo que hoy conocemos como Meseta Ibérica. Posteriormente fue fracturada y levantada por el empuje de la orogenia alpina (hace unos 30 millones de años), la misma que hizo emerger los macizos calizos Béticos. Entre uno y otro bloque quedó un corredor marino por el que se comunicaba el océano y el naciente mar Mediterráneo, que progresivamente se cerró y colmató, dando lugar a la tercera macro unidad que es la Depresión del Guadalquivir.

 

La litología o tipos de rocas es también distinta en cada una de estas unidades. El Macizo Hespérico lo forman rocas ígneas y metamórficas; la Depresión del Guadalquivir rocas sedimentarias; mientras que las de las Cordilleras Béticas son  sedimentarias, metamórficas e ígneas.

 

El relieve es una expresión más de la historia geológica, estrechamente ligado a la procedencia de los materiales y los procesos orogénicos y erosivos. Así se explican las trazas enérgicas de las sierras del sur, las más jóvenes, que contrastan con las de Sierra Morena, ya desgastadas por el paso del tiempo y la perseverancia de los agentes erosivos. Y entre ambos sistemas montañosos, las llanuras de la amplia depresión del Guadalquivir.

Compartir este post

Repost 0

Comentarios