Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 10:01

 

 

 

 

 

http://2.bp.blogspot.com/-mTv6YZVgdp8/T6_xybAOOCI/AAAAAAAAAU4/gm-Q7mb__Ac/s1600/DSCF0003.JPG

 

 

 

EXPLOSIVOS

El Reglamento de Régimen Interno de la SFPH arbitra todo un corpus para prevenir la seguridad en el trabajo, en cuanto a transporte de explosivos desde la estación de recepción al polvorín general de la mina deberá hacerse con todas las precauciones requeridas por la delicadeza del servicio y cumpliendo con las prescripciones del Reglamento de Armas y Explosivos y las complementarias de 27 de Diciembre de 1944, cuidando que no estén nunca en contacto la dinamita y las cápsulas detonadoras. Todos los polvorines cumplirán con las condiciones exigidas por el Reglamento de Policía Minera y queda prohibido la salida de más cantidad de explosivos que la necesaria para las faenas del día desde el polvorín general hacia los polvorines interiores.

La preparación en el interior de las cargas-cebos sería realizada por el personal especializado habilitando un lugar apropiado separadamente del polvorín. La cantidad de explosivos a emplear debería ser anotada por el capataz y los vigilantes de los diversos trabajos, para que los encargados de los polvorines pudiesen tener seguridad de la cantidad de explosivos que necesitan y peticiones de los pegadores; quienes deberían firmar vale de retirada, que debería contar con el visto bueno del vigilante o el capataz, cuyo visto bueno debería figurar en el documento.

 

La posesión de explosivos injustificada sería causa de expulsión sin perjuicio de que la Empresa pudiese ponerlo en conocimiento de las autoridades. Y se hacía responsables de las faltas que pudiesen cometerse a los capataces, capataces-encargados, guardas jurados y encargados de los polvorines.

 

La SFPH establece medidas preventivas con respecto al uso de explosivos como el establecimiento de la longitud de la mecha que debía llevar cada barreno, la cual se establecía en cada trabajo dependiendo de las condiciones del mismo, pero nunca debía ser inferior a un metro, a contar desde la parte anterior del primer cartucho, ni menor de 30 cm., contando desde la parte exterior del barreno. Igualmente se prohíbe el empleo de cartuchos helados o exudados, porque la dinamita helada difícilmente explota con las cápsulas detonadoras, pero puede hacerlo si sufre frotamiento al ser introducida en los barrenos; y el atado de los barrenos debería hacerse exclusivamente con atacadores de madera.

 

A ser posible, la pega de barrenos se verificaría a la hora fija y preferiblemente a fin del relevo; y cuando sea necesario disparar en algún trabajo, deberá hacerse previo aviso a los trabajadores próximos, ordenando la inmediata salida de su lugar de trabajo a los obreros que estén en las proximidades del lugar señalado, debiendo permanecer en sitio seguro. Antes y durante el disparo se vigilarán todas las entradas que tenga el trabajo para impedir que nadie acceda al lugar hasta la explosión del último barreno; para ello deberían contarse el número de detonaciones y saber que éstas efectivamente corresponden al número de barrenos previstos disparar. Según el Reglamento de Régimen Interno de la SFPH, “el vigilante o pegador dará las voces acostumbradas, de forma que se oigan claramente en el momento de dar fuego”. Y queda terminantemente prohibido, en toda labor en la que se haya producido un fallo, entrar hasta media hora después de la pega. Cuando algún barreno resulte fallido, el vigilante de turno lo consignará en un libro indicando número y lugar de las faltas para conocimiento del jefe de la mina y del vigilante del relevo siguiente; y éste último deberá firmar el enterado. La SFPH prohíbe también aprovechar el fondo de un barreno fallido para abrir otro y no se podrá perforar un nuevo barreno a menos de 25 cm. de distancia en un fondo de barreno o de un barreno que haya dado bocazo.

 

 

 

 

Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras...
VII Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras. La Sociedad Francesa de Piritas de Huelva y su Reglamento de Régimen Interior.
María del Carmen Calderón Berrocal.
Una Apuesta por el Desarrollo Local Sostenible.
Emilio Romero Macías (Cord.) 2010 © Servicio de Publicaciones Universidad de Huelva © Emilio Romero Macías (Cord.) I.S.B.N. 978-84-92944-22-4 Depósito legal H 265-2010

Compartir este post

Repost 0

Comentarios