Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
16 agosto 2012 4 16 /08 /agosto /2012 08:51


 

La base geológica, el relieve y el clima determinan el tipo de vegetación que prospera espontáneamente en un determinado lugar. Pero factores que se han mantenido relativamente estables desde el Neolítico, mientras la cubierta vegetal ha sufrido una profunda transformación por la intervención.

 

 

Hay que tener en cuenta dos conceptos, el de vegetación potencial y el de vegetación actual.

 

Los mapas geológicos presentan cierta complejidad, en buena parte por la heterogeneidad de los conceptos representados. Estos mapas contrastan con los de vegetación potencial o espontánea, ya que en estos representan escasos conceptos y amplias superficies homogéneas en el mapa.

 

La vegetación en su evolución camina hasta un estado climácico en el que se va a estabilizar, y que se ajusta a determinadas condiciones ambientales. Los mapas de vegetación potencial sólo pueden ser alterados por un cambio significativo de las condiciones, o por la superposición de otras circunstancias superiores, como pueden ser los asentamientos y la expansión de las poblaciones.

 

Un 90% del territorio de Andalucía estuvo cubierto por bosques hasta hace unos 5.000 años, cuando aún no era patente la influencia humana. La mayor parte de los frondosos bosques los constituían géneros diversos de Quercus, comoencinas, alcornoques, quejigos, etc. Lo que contrasta fuertemente con la situación actual, en la que hoy los bosques autóctonos, prácticamente, sólo cubren reducidas zonas de montaña.

 

 

Entre los ejemplares que encontramos están la encina, alcornoque y otras quercíneas, también coníferas, bosque de ribera y vegetación de marisma; acebuche, lentisco, coscoja, vegetación esteparia y desértica; también vegetación de arenas litorales con dunas y arenales; vegetación de alta montaña; agrícola, matorral y pastizal junto a la repoblación forestal.

 

Compartir este post

Repost 0

Comentarios