Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 11:12

ACCIDENTES


Todo el personal está obligado a cumplir con rigor las órdenes de la dirección o su representante, así como las ordenanzas del Reglamento de Seguridad e Higiene del Trabajo. Se consideraba la necesidad de que la dirección exigiera información urgente sobre los accidentes que sucedieran, actividad que va a contribuir notablemente a que los mandos se motiven e impliquen en las tareas preventivas.  

 

Será tarea de la dirección conseguir a toda costa el entendimiento entre producción y prevención; y será necesario situar la prevención muy cerca de la dirección, con objeto de que toda la línea de mando comprenda que la colaboración y la implicación en las medidas preventivas es ineludible, siendo el mando intermedio una de las piezas claves de la prevención.  

 

Toda la plantilla debe cambiar la percepción, dejar de convivir con el incidente, con el accidente y con la situación insegura y además debe colaborar en mejorar las condiciones de trabajo, este es el espíritu que refleja el documento.  

 

En la empresa, desde el primero al último, debe tener claro que la seguridad es un objetivo estratégico; toda la plantilla debe cambiar la percepción, dejar de convivir con el incidente, con el accidente y con la situación insegura y además debe colaborar en mejorar las condiciones de trabajo. Estas exigencias que hoy se estudian como vanguardistas para implantar la prevención en las empresas, ya quedan patentes en el Reglamento de Régimen Interior de la SFPH. El Reglamento viene a funcionar como un manual genérico de la actividad, que se viene a complementar con las medidas específicas que se estimen oportunas en cada caso. 

 

Cuando se produzca un accidente laboral, el lesionado o los testigos deberán sin demora dar cuenta de ello al capataz o jefe, que será el encargado de ponerlo en conocimiento de sus superiores para los efectos oportunos; y el accidentado será de inmediato trasladado al botiquín para ser atendido, -“debidamente curado” parafraseando el Reglamento-, para posteriormente pasar al médico donde recibirá la asistencia facultativa necesaria. 

 

El Reglamento recoge también la forma de proceder en caso de grave accidente, en un caso así el primer capataz o vigilante que llegue al sitio donde el siniestro hubiese tenido lugar, tomará la responsabilidad de las primeras disposiciones que el caso requiera, tomará el número de hombres estrictamente indispensable para atender al socorro de las víctimas y es quien ostentará la facultad de comunicar inmediatamente a la superioridad; responsabilizándose además del desalojo inmediato del lugar del accidente para quienes su presencia no fuese necesaria en el lugar de los hechos. 

 

Cuando tenga lugar un accidente en el interior de la mina deberá pararse la extracción en alguno de los pozos para tener siempre disponible una jaula para subir al o a los accidentados o cualquier otra contingencia que se pudiese presentar. Los encargados de la superficie, en cuanto tengan conocimiento de algún siniestro en la contramina, tienen obligación de impedir que se acerquen a los pozos de extracción tanto el personal ajeno a la mina como cualquier trabajador que no deba estar en el lugar debido a sus obligaciones; con ello se persigue conseguir el mayor orden y tranquilidad en el punto principal de entrada a la mina. 

 

 

 

Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras...
VII Fuentes para el estudio de la Minería en Andalucía. Los archivos de las Antiguas Empresas Mineras. La Sociedad Francesa de Piritas de Huelva y su Reglamento de Régimen Interior.
María del Carmen Calderón Berrocal.
Una Apuesta por el Desarrollo Local Sostenible.
Emilio Romero Macías (Cord.) 2010 © Servicio de Publicaciones Universidad de Huelva © Emilio Romero Macías (Cord.) I.S.B.N. 978-84-92944-22-4 Depósito legal H 265-2010

 

 

 

 

Compartir este post

Repost 0

Comentarios